Registrate gratis y Aprende a conseguir tus objetivos

Tendrás acceso a profesionales, videos, ejercicios, audios y muchos recursos que te ayudarán a aprender para conseguir lo que te has propuesto en la vida

Registrarse o iniciar sesión

Texto/Post

Dejar de luchar contra la realidad

Llevo desde que era pequeña escuchando la palabra “luchar” demasiadas veces. Justo hoy volví a reparar en ello cuando uno de mis seres más queridos la pronunció con bastante naturalidad. Me detuve por un momento: “¿Luchar, otra vez?” pensé.

Creo sinceramente que nos hemos acostumbrado a la “lucha” como forma de vida, y pronunciamos esa frase de “lucha por tus sueños”, “lucha por lo que quieres”, “lucha por tener unos estudios o por bajar de peso” muy a la ligera.

Claro que, quizás, sea una cuestión de sutileza a nivel personal, pero... ¿acaso la palabra no crea realidad? ¿Y acaso, además, no la matiza y modula según el vocablo que utilicemos?

Mi pregunta entonces fue y sigue siendo ahora: ¿Y si en lugar de luchar por nuestros sueños, o ideales, o por cualquier cosa...empezamos a fluir con ellos? Aprender a fluir con la vida y a leer los mensajes del Universo/guía interno sería más útil que seguir picando piedra a toda costa, sin cuestionamiento y “porque es así, y hay que luchar por ello”. “Porque así es como se hacen las cosas”.

Nada tengo en contra de la perseverancia y el compromiso constante, más bien lo apoyo. Pero creo que eso se mezcla confusamente con la lucha. Y la lucha sólo tiene sentido en un paradigma basado en la separación. En cambio, si nos sentimos uno con la vida, uno con las oportunidades, uno con los otros...(en lugar de competir), no tiene sentido ese “combate, lucha o resistencia”.

Cuántas veces creemos que nos gustaría tener o hacer algo, y la vida justo nos da lo que necesitamos. Sin resistencias, podríamos ahorrarnos mucho desgaste energético y sufrimiento, además del tiempo adicional que estamos creando en nuestra vida por no pararnos y tomar consciencia del aprendizaje.

Así que, he pensado que...si voy a por algo y la vida me muestra un camino diferente, o una necesidad distinta...voy a aceptar más lo que venga directamente por el Universo, que empeñarme en seguir en algo que no fluya (sea a nivel personal, relacional, económico, laboral, dedicacional, etc). También he pensado que, si alguna vez tengo hijos (que me gustaría) les compartiría esta idea tan grande y certera de Bruce Lee y supongo que de la vida como autora, en general: “Be water, ma' friend” (Sé agua, mi amigo).

Porque el agua fluye, no lucha. Ni tampoco lucha el aire que respiramos y habita en la Tierra, ni el fuego. Sólo brotan, y dejan ser lo que tenga que ser.

Soy consciente de que, como seres humanos, nosotros necesitamos más que nadie experimentar por contraste (así parece que aprendemos profundamente ;)), de manera que, ahora, creo que entenderemos mejor el famoso y aparentemente contradictorio dicho latino: “Si Vis Pacem Para Bellum (Si quieres Paz, prepárate para la Guerra)”.

Es por esto que entiendo que necesitemos pasar por ahí, por ese contraste ineludible, en la evolución personal de cada uno de nosotros. No obstante, llega un momento de trascendencia de ambos lados de la moneda, y puedes contemplar a la moneda entera, en su completitud. Ni luchar, ni dejar a “su suerte”. Sino ser responsables y accionar conscientemente, en la medida de lo posible.

Ni ser cabezotas cuando algo no fluye...ni dejar de intentarlo por el miedo a “vete a saber qué pasa”. Ir dando pasitos poco a poco, viendo el camino conforme se avanza, con sus variantes, sería la clave más sensata (a mi parecer).
Pienso que, si este esquema mental, lo extrapolásemos a nivel mundial, ¿cuántas guerras se caerían por su propio peso...? ¿A la lucha le sucedería el entendimiento, la compasión, la conciliación y unificación?

Personalmente, y atendiendo a la naturaleza de la página web que nos asiste, quisiera compartiros mis beneficios principales al ir dejando poco a poco de luchar:

1.Mayor claridad mental: cuando más me empeño en algo que la vida me dice “por ahí no es”, o que es demencial porque está basado en la separación como percepción humana, menos veo lo que realmente está pasando. Pero cuando dejo de luchar, en ese momento, me posiciono en la observación, y puedo ver claramente más oportunidades y alternativas a lo que yo estoy haciendo/queriendo/interpretando, aunque no vea el puzzle completo.

2.Menor estrés: pues va uno fluyendo cada vez más con la vida, soltando y atravesando las resistencias, más relajado y tranquilo. Tener el control supone también soltarlo en algunas ocasiones, sobre todo cuando intervienen decisiones o procesos de otros, a los cuales debemos respetar.

3.Confianza en mí misma y en la vida: cuanto más sueltas y fluyes y menos luchas...la confianza en ti mismo se fortalece y aumenta. Porque sabes que tu valía no depende de logros externos, ni de la lucha en el campo de batalla de la vida, sino en tu propio Ser. Sabes, y recuerdas, que el Universo siempre te guía y está en disposición de facilitar mejor para ti, si sabes escuchar y aprender de ello.

Y aunque esto parezca obvio o de perogrullo, no lo es tanto. Cuántas veces confundimos el valor de lo que Somos con el valor de lo que hacemos o tenemos...y volvemos a caer en la trampa mental.

Lo digo también por nuestras ideas locas de seguir luchando “por ser alguien en la vida” o “por ser de provecho”, cuando nuestro Ser, alma, espíritu o como lo quieras llamar se rasga las vestiduras cuando caemos en esas creencias desvalorizantes, desconectadas de nuestra naturaleza esencial.

4.Más conocimiento de mí misma: Porque dejo de luchar “por esos sueños concretos” o por “esa vida tal x” o por “cualquier otra cosa”, y descubro que la vida me brinda algo que es mejor para mí, incluso para todos (por repercusión del entorno). Y es curioso, como a veces las mejores posibilidades rodean nuestros cuerpos y nuestras manos, pero no soltamos la pala para cogerlas...por empeñarnos en aferrarnos a algo en concreto.

Esto no significa no apostar por ti mismo y por lo que crees, quede claro. Eso es maravilloso y es un ritual importantísimo cada día a realizar, para dejar de desvalorizarnos tanto e ir saliendo de esa lucha en vida. De lo que hablo en concreto (en este punto), es de que -muchas veces precisamente por luchar por algo específico- nos perdemos el resto de oportunidades.

Y esas oportunidades están ahí, para ti. Porque tú te mereces lo mejor del Universo. Toda la abundancia de la vida para disfrutarla. ¿Sabes por qué? Porque tú eres la Vida, ni más ni menos.

5.Reducción del sufrimiento: si lucho, estoy en conflicto o batalla, y siempre que hay una batalla u oposición...no hay otra: hay sufrimiento. Distinto es si entendemos que estamos viviendo procesos de encuentro interior o de manifestación de objetivos. Por ejemplo: si estoy en proceso de organizar mi vida, o de encontrar trabajo, o de cambiar mis hábitos de vida, estoy en un proceso, no en una lucha. Porque estar en lucha con mi cuerpo, con el orden, con el encontrar trabajo, o o con lo que sea me aleja precisamente de alcanzar dentro de mí esa información que necesito y esa fuerza interior que nos ayudará a manifestar esa vida, cambio o potencial de realidad.

Necesitamos dejar de luchar contra la vida, los otros, nosotros mismos, el destino, etc. Necesitamos confiar de nuevo en quiénes somos y en ese aprender a escuchar los susurros y mensajes de la Vida que, al fin y al cabo, son los nuestros propios.

Precisamente os escribo esto porque yo misma me he encontrado en esas situaciones de lucha incómodas y absurdas, que caen desde nuestra percepción de unidad e integración con la Vida misma, con ese Todo que Somos y del cual -a su vez- formamos parte.

Y comparto como ejemplo personal, para que llegue más desde la vulnerabilidad y concreción, como un día después de comenzar a escribir este artículo, la vida me puso la prueba (o yo me puse la prueba, como queráis): y es que precisamente con la interfaz de esta página web me quedé atascada y no me salían una serie de cosas a nivel técnico. ¿Os podéis imaginar qué hice? Me mantuve intentándolo una y otra vez, ya que estaba incluyendo una acción que no había hecho antes, y lo hice en bucle durante cuatro horas. Al final, cuando lo comenté con mis compañeros, amablemente me indicaron que no era necesario ofuscarse tanto solo. Que podía pedir ayuda y que estamos los unos con los otros para aprender y ayudarnos, facilitarnos la existencia.

Fijaos qué sabiduría tiene la vida. No es la primera vez que escribo algo y, después, la vida me lo pone delante, a ver cómo actúo. Tiene gracia el Universo, o mucho sentido del humor, si lo pensáis bien y observáis ;).

Y después de varios días, integrando la enseñanza, comparto por fin este texto. Agradeciendo al maravilloso equipo de personas que hay detrás, en y a través de este Proyecto Abundantum. Agradeciendo a la Vida por las pruebas inmediatas y también por las postergadas. A mí misma por atreverme a seguir creciendo y aprendiendo, y permitirme fallar e incluso acogerme cuando caigo en esa “lucha contra mí misma/mis creencias” o “con la Vida”.

Ya veis que todos somos humanos y que aquí seguimos, aprendiendo, poquito a poco ;).

¿Y tú, qué piensas sobre este tema? ¿También te pasa que cada vez menos caes en el estado de lucha contra la vida/lo que quiera que sea? Espero que te aporte valor lo comentado hoy, y te veo en los comentarios con lo que decidas compartir.

Muchas gracias por estar ahí :).

Zulema. 


Objetivos relacionados

Este recurso esta relacionado con estos objetivos, ¿te ha ayudado a conocerte en alguno de ellos? Escribe tu experiencia

Ideas Clave · 0

Son aquellos puntos decisivos que resumen la esencia de este recurso

Las ideas clave que añadas se mostrarán públicamente.

Las ideas clave que añadas se mostrarán públicamente.

Experiencias de los usuarios · 1
5/5
Mínimo 5 letras.

Valora el recurso

Tu experiencia y la información de tu perfil se mostrarán públicamente.

Alex N.
12/7/2021 | Reportar experiencia

Bravo Zulema, que debate hay aquí. Cuántas veces te has cruzado con conocidos o familiares y tras preguntar ¿Cómo estás? Les ha salido un "pues luchando" incluso yo decía hace años "luchando, peleando, sobreviviendo". ... Más información

Mis notas privadas

Anota en tu diario lo que has descubierto con este recurso

Cada video, audio, ejercicio o recurso te ayuda a aprender algo, realiza tus anotaciones de lo que has aprendido

Únete ahora o accede a tu cuenta para escribir una nota.

Registrarse o iniciar sesión

Autor

Compartido por

el día 12/7/2021

Ficha técnica

Tipo Texto/Post

Idioma: Español