Registrate gratis y Aprende a conseguir tus objetivos

Tendrás acceso a profesionales, videos, ejercicios, audios y muchos recursos que te ayudarán a aprender para conseguir lo que te has propuesto en la vida

Registrarse o iniciar sesión

Texto/Post

Aprende a escuchar tu maestría interior

Estamos acostumbrados a escuchar que hay que aprender infinidad de cosas para hacer algo, que hay que esforzarse y estudiar o trabajar mucho para "llegar a ser alguien en la vida", y que son muchos los maestros a los que deberíamos seguir los pasos.

Pero hoy no voy a hablarte sobre nada de eso, sino que me centraré en que recuerdes tu maestría interior. En lugar de seguir entrenando la mirada afuera, vamos a entrenarla hacia adentro. No voy a decirte que estás incompleto, ni que tienes que ser imitación o copia de otro, ni que deberías tirar a hacer algo que "muchos otros ya hayan probado a hacer con su vida", porque es lo seguro. No, voy a hablarte del poder de tu intuición y de la sabiduría innata que habita dentro de ti.

Lo cierto es que, desde que somos pequeños, estamos entrenados para pensar que "no somos alguien suficiente", y esto queda indudablemente claro cuando, como te digo, se nos dice la cantidad de hazañas que hay que realizar para "ser alguien en la vida". ¡Cómo si no fuéramos ya un Ser Real, Único, Irrepetible y Multidimensional!

Entonces, como creo que estás aquí (según mis suposiciones) porque te encuentras en un camino de búsqueda interior, déjame escribirte una pregunta ¿Hace cuánto que no escuchas a tu Maestro Interno? ¿Cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que tomaste una decisión desde tu intuición? Tú tarda todo lo que necesites en contestarte, esta pregunta es para ti.

Mi intención es compartir contigo que ya hemos pasado demasiados siglos viviendo según las experiencias, ideas y decisiones de los demás, pero que ya llegó el momento de soltar aquel viejo molde (que nos sirvió en su momento evolutivo) y hacernos cargo de nuestro guión vital propio.

Esta decisión es completamente revolucionaria en tu vida, pues supone una auténtica transformación de tu mirada propia y el regalo de permitirte pensar por ti mismo y practicar tus propias decisiones. En definitiva, tu regalo de dejarte vivir tu propia vida.

Llevamos demasiado tiempo viviendo los guiones preestablecidos, maneras prefabricadas y sueños frustrados de nuestros antepasados (en el sentido menos funcional de todos), y ya es hora de levantarnos y de conectar con nuestro recuerdo propio, de saber qué nos comunica y en qué nos guía ese niño sabio interior que tanto escuchábamos cuando éramos pequeños. Porque esta voz interior es el susurro de la intuición, que es la brújula interna.

Decía Carl Jung: "Nada tiene una influencia psicológica más fuerte en su ambiente, y especialmente en sus hijos, que la vida no vivida de un padre". Mi reflexión es darnos cuenta de hasta qué punto tomamos decisiones que sean realmente nuestras, elegidas desde un lugar de abundancia, convicción personal y paz; o hasta qué punto (las decisiones que tomamos) nos reflejan los miedos y creencias heredados y aprendidos, no sólo de nuestros padres, sino incluso de nuestros abuelos, profesores, vecinos, hermanos y amigos cercanos.

Tanto miedo tenemos de equivocarnos, que acabamos cayendo en la mayor equivocación de todas: dejar de vivir la propia vida.

Y es que, las referencias externas pueden ayudarme muchísimo en ciertos aspectos del camino, pero recuerda que el camino eres tú, y que tú eres tu propio maestro. Haz de tu propia vida una obra de arte del aprendizaje y maestría, pero no delegues tu poder afuera. Los otros no podrán hacer nada con él, por la sencilla razón de que no es suyo, y tú no podrás compartirlo si no lo ejerces. El mundo necesita a personas que estén conectadas con su poder personal, no que se quejen constantemente del "poder cedido" a los políticos y su mala gestión ciudadana.

Muchas veces, puedo sentir sutilmente a nuestros niños internos, esperando pacientemente a que volvamos a escucharlos, a contarnos sus ideas creativas para el mundo y para nuestra vida, a abrirnos a sus anhelos, sus recuerdos, sus miedos e inquietudes, y su sabiduría interna (que es nuestra propia sabiduría)

Aprender a escuchar tu maestría interior supone un cambio fundamental en cuanto a coger las riendas de tu vida. Es responsabilizarte de que tú mismo puedes aprender de todas las situaciones y circunstancias que te presente la vida, es dejar de depender espiritualmente de otros, para convertirte en tu propia brújula y templo; y es dejar de cargar a los demás tu camino de búsqueda, y ser capaz de compartirlo sin delegarlo.

Puede que te preguntes entonces, ¿y cómo conecto con mi maestría interior? Y aquí quiero decirte que es algo sencillo y completamente natural, pero requiere de cierta práctica (simplemente porque solemos estar muy desconectados de nosotros mismos, pero no costará tanto conforme vayamos cambiando nuestra forma de pensar y educar conjunta). Te comparto algunas claves que me sirven personalmente:

1.Conectando con tu cuerpo físico: lo primero que te diría es que aprendas a estar atento/a a tus sensaciones corporales. Presta atención a ratitos a cómo se siente tu cuerpo en el momento. ¿Está rígido o tenso? ¿Los músculos están relajados? ¿Cómo es tu respiración? Mira a ver si puedes identificar alguna emoción o emociones.

2.Siente el viento de tu respiración: conecta con ella tal y como esté en el momento, sin juzgarte ni pensar en que debería estar siendo más relajada (es perfecta tal y como sea en el momento). De forma natural, se irá calmando y conectarás más profundamente con ella. ¿Susurra tu respiración alguna emoción para ti? Siente como si tu respiración fuese tu viento interno, un viento que te susurra cómo te sientes y qué mensajes puedes estar comunicándote desde tu espacio interno.

No te preocupes si "no entiendes" claramente cómo te sientes o qué mensajes te dices, pues recuerda que es una comunicación entre el consciente y el inconsciente, y en realidad, tú ya lo sabes todo (ya sabes cómo te sientes y los pensamientos y sensaciones que estás teniendo).

Además, no se trata de entender literalmente (como si fuera con palabras) lo que expresa tu interior. Muchas veces, esos mensajes se sienten como sensaciones, emociones o percepciones intuitivas o energéticas. Lo importante es que explores adentro, sin forzarte a conseguir ningún resultado en concreto. El resultado es sentirte, ya es suficiente.

3.Practicando la conexión: con una práctica natural, cotidiana o frecuente, puedes ir buceando cada vez más dentro de ti. Y esto es algo único para cada ser humano. No hay forma de hacerlo mal o fallar: cada vez conectas de forma diferente con tu interior, y eso está bien. Toda práctica va sirviendo, va quitando capas que nos alejan de la percepción de lo que siempre está ahí: nuestro Ser.

Mi consejo es que no te autoexijas ni te frustres si no sientes experiencias místicas como las que puedes haber escuchado de otras personas. A veces, lo más "místico" es lo más natural y sencillo del mundo. No necesitamos métodos ni resultados extraordinarios: tú ser es lo extraordinario.

4.Intenta llevar un diario personal: yo lo tengo digital (por si tu pereza mental puede ser por escribirlo en papel), pero de verdad que llevar un diario, en donde casi todos los días escribas cómo te sientes y cómo va transformándose tu mirada y tu vida, es una de las mayores herramientas que conozco para conectar y escuchar a mi niña interior sabia.

5.Nota tu cuerpo desde dentro: ¿Lo sientes? Estas aquí y ahora, conmigo, mientras lees estas palabras. Cuando vayas conectando contigo mismo, es posible que experimentes instantáneamente (ya te digo que conectar es sencillo, sólo se trata de reenfocarnos adentro) lo que llamo "sentir nuestro cuerpo desde dentro". Imagina que tu cuerpo es el templo de tu ser interior, y que puedes agradecer y sentir cómo es la fuerza de tus huesos, la densidad de tus músculos, el latir de tu corazón, el susurro de tu respiración, el fluir de la sangre y del agua que recorren tu cuerpo. ¡Estás vivo, siente esa Vida que Eres!

6.Cuando vayas a tomar una decisión, párate y habla en voz alta (o internamente) con tu niño/a interior: Puedes preguntarle ¿Cómo te sientes? ¿Qué necesitas en este momento? ¿Cómo se te ocurre que podríamos abordar tal situación? No te engañes, escucharle es escucharte. Tú eres ese niño/a interior. Pero nos suele ayudar desdoblarnos en un personaje que atiende a ese niño (el adulto que somos escucha a su niño interno, siendo ambos). Vamos a tratarnos, por fin, con todo el amor que nos merecemos.

7.Después de una acción importante o una decisión, obsérvate: muchas veces, no sabemos conectar con qué nos está comunicando nuestro interior (sobre todo, inicialmente, cuando estamos empezando). Entonces, lo que yo hacía (y a veces hago cuando tengo mucha confusión mental), es observar cómo me siento inmediatamente después de tomar la decisión (real o simbólicamente). ¿Me siento coherente, alineada, armónica? ¿Siento algún desajuste o contradicción?

Estas sensaciones internas son importantes para señalarnos si estamos andando en la manera coherente con nosotros mismos. Puede ser una sensación de incomodidad o pesadez en el vientre, o una punzada en el pecho, o un aligeramiento en nuestros músculos, o lo que sea que sientas. Pero aunque no logres entender lo que te dice (en el momento), el acto de sentirlo es eficaz e importante por sí mismo. Recuerda no presionarte, esto es poquito a poco (con delicadeza y mucho cariño).

Además, nuestros niños internos son súper creativos, ¡y puede que haya caminos y decisiones alternativas, complementarias, conciliadoras o intermedias que ni se nos habían ocurrido! Saquemos la voz artista y creativa de nuestro niño interior. Escuchemos sus ideas y reflexiones, démonos una oportunidad para considerar realidades paralelas a la que habíamos pensado.

En fin, éstas son algunas de las claves que he aprendido (y que sigo aprendiendo) para conectar con mi niña interior y, en definitiva, con mi maestría interna. Cada vez más suelto las referencias externas, para atreverme a ser la propia guionista y capitana de mi vida, al mismo tiempo que comparto lo que siento y voy descubriendo, y escucho atentamente a los aprendizajes que ni se me habían ocurrido y que me aportan los demás. Pero ya no desde la desesperación interna ni la carencia, ¡sino desde la abundancia que somos!

Mi consejo es que disfrutes de tu viaje personal (que es único e irrepetible, igual que tú lo eres), y que vayas aprendiendo a reenfocar tu escucha hacia adentro. Tu ser siempre está ahí, tú ya tienes todas tus respuestas. Eso nunca significa aislarte de los demás ni compartir el camino (para nada, por supuesto), sino enfrentarte por ti mismo a tus propias preguntas existenciales.

Bueno, ¿Qué te ha parecido este post? ¿Tú qué piensas acerca de este tema? Me encantará leer tu experiencia en los comentarios. Muchas gracias por leer hasta aquí.

Un abrazo de mi niña interior
A tu niño/a interior sabio.

Con Amor,

Zulema.





Objetivos relacionados

Este recurso esta relacionado con estos objetivos, ¿te ha ayudado a conocerte en alguno de ellos? Escribe tu experiencia

Ideas Clave · 0

Son aquellos puntos decisivos que resumen la esencia de este recurso

Las ideas clave que añadas se mostrarán públicamente.

Las ideas clave que añadas se mostrarán públicamente.

Experiencias de los usuarios · 1
5/5
Mínimo 5 letras.

Valora el recurso

Tu experiencia y la información de tu perfil se mostrarán públicamente.

Pau Ferri
07/4/2021 | Reportar experiencia

Me han encantado las claves, que importante conectar con nuestro niño interior y atenderlo, muchas gracias!

Mis notas privadas

Anota en tu diario lo que has descubierto con este recurso

Cada video, audio, ejercicio o recurso te ayuda a aprender algo, realiza tus anotaciones de lo que has aprendido

Únete ahora o accede a tu cuenta para escribir una nota.

Registrarse o iniciar sesión

Recursos del mismo formato · 33